Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Ying Yang

Cartas de ningún sitio V


Enredados en telas de arañas, danzábamos soledad y suspiro. De fondo gotas de lluvia entrelazadas, acompasaban los charcos, qué salpicaban una tremenda realidad.


Existíamos, eramos conciencias alternas pendientes de escribirnos te quieros en la punta de la piel, entre abrazo, caricia, y quiebro.
Fuera la vida se conjugaba, según el orden establecido. Trabajo, obligación y placer. Tú en el tuyo, yo en el mío. Tan separados, diferentes y unidos.
Y así, a pesar de que el azar y las ganas tuvieron mucho que hacer, nos empezamos a transitar los sentidos.

Por eso ahora, al escribir. Mi móvil está en mi mesa, esperando a que suene y el gesto emita sonrisa; y el poro, júbilo de saberse sudado entre las lenguas que nos reclaman voz-gemido y emisiones artísticas del gozo-placer.

Se me hace tarde.
La noche cae, se me cansa el verbo porque te quiero respirar con la voz entrecortada y acurrucada en ti.
Sentir,  ya sabes...eso que nos vuelve tan locos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

UFS: Unión de Folladores Salvajes.
Ufs: Unilateral fusión de sensaciones.

Su amor no era sencillo

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse.
En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.
Mario Benedetti

Entradas populares

Tuiteame.