Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Ying Yang

Vorágine de restos.



Y cæs en el quiebro de un lamento sin fundamento expreso. 
Raspas las paredes con el filo de tus uñas y empiezan a sangrar las heridas de tus vísceras buscando restos en las huellas de tu razón.
Lamentos de batallas impregnadas de latidos con taquicardias que trocan tus gritos en orgasmos de voz sin tensión muscular ninguna.  
Buscas la definición mas absoluta y extensa de tu persona, y te pierdes en cifrados existentes de ceros sin unos que puedan sumar un dos.
Eres el caos verdadero. Eres la adicción de tu derrota.
Buscas el icono del anti-poder de tus neuronas y te encuentras con lavativas neuronales convertidas en variables copuladas. 
Esas que enumeras o nombras. Sin ambición ni de paraísos, ni de edenes.
Retales de la ambición de un orgasmo muy biológico.
Sólo son largos ratos, ratos cortos de sobresaltos sexuales. Desahogos vaginales.
Rozas el poder de manera tan efímera y volátil...
Toneles de vacíos que atas con hilos de razón. Papelas que clavas y desclavas con el antojo de tu caprichoso en el tablón de anuncios de tu teléfono móvil.
Buscas la solución de la fórmula matemática de tu adn y te pierdes en la ecuación de tu incógnita.


4 comentarios:

  1. No hay nada ni nadie en este mundo por lo que valga la pena sentirse así.Sólo se despeja una incógnita cuando la aíslas totalmente de las influencias externas.Entonces encuentras su auténtico valor.

    Todo muta, todo cambia, entonces ¿de que sirve perder el tiempo sufriendo? nada es comparable con la felicidad interior.Búscala y la encontrarás.Tu valor no está en lo que te rodea sino en ti misma.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Eins¡¡¡ Qué no tía, que hablo del vacío que se siente después de.. cuando te vas follando a mogollón de tíos por pura necesidad biológica y psicológica.
    Yo es que cuando follo se me apagan las neuronas.
    ;-)

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, hasta que se me arruguen y se me cierren las ganas.
    pero el fornicio con amor aún siendo siempre el mismo bálano es la rehostia cosmorgásmica. Ahí no hay incógnitas.
    ;-)
    Saludos y/o varios.

    ResponderEliminar

UFS: Unión de Folladores Salvajes.
Ufs: Unilateral fusión de sensaciones.

Su amor no era sencillo

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse.
En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.
Mario Benedetti

Entradas populares

Tuiteame.