Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Ying Yang

28 días de diciembre.

Entre ellos hicieron comentarios que me hacían pensar lo cretino que te puede hacer tener  una polla entre las piernas y cómo si no estuviera, lo peor de lo peor. Pequeños grandes detalles. Será que todo se reduce al sexo y el seso se evapora. 
Qué falta de elegancia, pensé. Y añadí tetosterona al asunto como si estuviéramos hablando de la inutilidad de hacer metáforas de las metáforas.
...por lo menos dos ¿no? todo muy masculino.
Supongo que el desparpajo femenino si hablas de sexo te convierte en carne de cópula, cómo si pidieras otra caña ¡¡¡Amosnojodas!! incluso el polvo más tonto debe venir provisto de cierto cortejo.
Jamás me tiraría un tío que me dice ¿Follamos? debería tener la sensibilidad e inteligencia suficiente como para saber, que la pregunta es innecesaria.
Si no me cayeran bien les hubiera dicho lo soplapollas que son.

En fin, entrando en un blog amigo y cuyo dueño hace poesía de puta madre porque a mi gusta (..http://escandar-algeet.blogspot.com/) he encontrado este tema que me gusta cantidad.

Ah por cierto siendo el día de los santos inocentes iba a contar mi historia con un bloguero que me ha dejado embarazada y ahora se quiere casar conmigo por que el muchacho dice que tiene  honor y bla, bla, bla...¿Quién me mandaría a mi tirarme a un caballero? lo mejor es que me dice que me deje de uvas, que me dará 12 balanazos. Del todo irresistible.
A la mierda el puto dos mil once....¡¡Ya era hora!!.





3 comentarios:

  1. ¿Tan mal te fue este año? Para mi es uno de los mejores.


    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. feliz navidad anele.

    todo lo mejor para ti :)

    ResponderEliminar
  3. BienquE ni te imaginas.
    Saludos ;-)

    Adriana, Felices Fiestas para ti, también "Chica del trazo".
    ;-)

    Gracias.

    ResponderEliminar

UFS: Unión de Folladores Salvajes.
Ufs: Unilateral fusión de sensaciones.

Su amor no era sencillo

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse.
En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.
Mario Benedetti

Entradas populares

Tuiteame.