Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Ying Yang

..sin parar de respirar

No me apetece.
Ni leer, ni ver la tele, ni escuchar música, ni ver una peli, ni pillar el telefono y llamar...
Ayer con unos amigos salío la verdadera Elena y claro como no saben de que demonios estoy hablando flipan.
Qué no quiero comerme más lágrimas de los demás. ¡hostias! ¿De qué hablas? Joder, pues de olor de las nubes. No.
¡Claro, nunca he salido de mi misma! no me entienden.
Conozco a Miguel un argentino que vende pulseras y anillos, me compro una pulsera y un anillo, el anillo azul lapislaszuli y una pulsera que me da cuatro vueltas en la muñeca.
El otro argentino que está con la morenaza guapa del tatuaje erótico cada vez que voy macarrilla, camperas, vaqueros y casmiseta que deja ver mi delgadez y mis medianas tetas. Babea. La melenaza negra y mi cara sin pintar es todo un contraste a pesar de que mi hermana me diga Morticia.
Conozco a una chica odontóloga que está haciendo una tesís doctoral, yo empiezo con mi canchondeo, suavizo la situación gastando una broma y por fin me dice el titulo de su tesis.
"Efecto de la saliva en los dientes de los niños cuando comen panchitos" No era ese pero parecido. Bueno cómo yo no soy odontóloga seguro que la tesis es la hostia de buena y aporta tales conocimientos al mundo de los dientes que todos saldremos beneficiados o muy beneficiados.
El de los ojos azules me cuenta su vida mientras le llevo en coche. A mi la verdad es que me importa una mierda pero soy educada tan educada que no le pido el teléfono.
Suena el móvil a las siete y media de la mañana cuatro veces, pero yo estoy dormida muy dormida y no lo escucho...
Tengo que tener cuidado ayer dije: Deja de joderme y hoy mando un mensaje diciendo que estoy en la ducha.
¿Qué cojones estoy haciendo?
Estoy escribiendo.
Ahora
Miro la pantalla, el hueco blanco y relleno con letras. Las sensaciones, sentimientos, cosas mías muy mías. No. Nunca podrás aprenderME por aquí. NO.
Cuando leí el tercer ojo de Lobsang Rampa (dejemos al margen si se lo inventó o no) jugaba hacer viajes astrales.
Hoy le he dicho a Ramses que no sé que le pasa habla muy raro y no lo entiendo, su familia le está dejando imbécil.
Mi hijo me manda un mensaje desde diez mil kilometros y a mi se me saltan las lágrimas.
Acaban de chillar ¡¡ Gooooooooooooooool. Hijo de puta!! En la calle...y a mí que me importa.
Toso, las colillas se salen del cenicero, unos moquillos asoman por la nariz un mosquito cabrón se pasea delante de mis narices sin que me de tiempo a aplastarle con mis manos, además estoy escribiendo, estoy pensando en escribir sin parar a ver cuanto aguanto pero podría estar tres horas y muchas más...es entretenido.
***
Demasiado entretenido quizás.

Nota de autor: Domingo 1 de noviembre cuando las ánimas están tranquilas, mi blog tiene 666 entradas. Ni más ni menos. Los números, jo, lo números...

5 comentarios:

  1. que te parece un concierto en ese sitio que tu y yo sabemos¿....

    ResponderEliminar
  2. ¿Otro?
    jajajajajajajajaja...joder, Chicho...
    ¿Cuando?
    Pero corres el peligro de quedar conmigo y salir sin mí.
    Había un morenazo del grupo que estaba de muerte...jajajajajajaja

    ResponderEliminar
  3. Por cierto espero que ésta vez no tengas que salir hablar por el móvil mientras supuestamente vas al servicio.

    Y espero que esta vez no pase en otro rincón del plantea lo siguiente:
    http://ecgeson.blogspot.com/2009/04/excursion-nocturna.html

    ResponderEliminar
  4. encima que me perdí en ese local a la salida y aparecí en la puerta...con un par....El morenazo ya tiene novia....jeje....siempre te puede quedar el teclista....pero no se yo....

    ResponderEliminar
  5. Lo de que tiene novia es su problema no el mío ;) le pasa a muchos...
    El teclista ¡¡Amonojodas!!

    No me digas más nada que ésto parece un chat.

    ResponderEliminar

UFS: Unión de Folladores Salvajes.
Ufs: Unilateral fusión de sensaciones.

Su amor no era sencillo

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse.
En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.
Mario Benedetti

Entradas populares

Tuiteame.