Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Ying Yang

La tarde de una tarde.

El sonido de la puta AK-47 le esta destrozando los nervios. No quería ni un solo grito de más.
Estaba leyendo el libro que le había regalado a su padre y que éste, no había podido leer porque el tiempo le fundió.
Sin ganas de parafernalias pilló, la bolsa, el agua y las ganas y se marchó dónde el único espacio con sombra le daría algo de respiro.
Nada más lejos de la realidad.
Ella queriendo embotellarse en la lectura y esos sonidos inconfundibles de voces alrededor en conversaciones estúpidas, taladrando de nuevo sus neuronas. 
Por qué no eran capaces de hablar más bajo. A ella no le importaban, ni las amistades de sus vecinos, ni las copas de las baratas, ni el apartamento, ni la sonrisa...ni nada de éste o aquél lugar. 
Sólo quería silencio, silencio y leer.
Las gafas de sol tapaban sus ojos. Mejor, así nadie podría morir por aquella mirada que echaba a todo aquél que le estaba jodiendo la tarde.
No podía leer, no quería oír y mucho menos pensar. Así que,  se tumbó en aquel empedrado incómodo  evocando su cama y se quedó semidormida.

Se desperezó con el rostro de él fijado en el punto medio de su cerebro.
Se tiró al agua, brazada, brazada respirar, brazada, brazada respirar...cientos de miles de brazadas y de respiraciones.
El rostro de él seguía idéntico y en el mismo punto. 

Miro alrededor. No había nadie.
No podía luchar contra aquello. 

"Vivir sin ti pero morir contigo" y dejó de escribir.
"De aquí a mi realidad sólo hay un paso" Y dejó de escribir.
"Las miradas que me ven no me escuchan" Y pensó. Mientras escribía...

2 comentarios:

UFS: Unión de Folladores Salvajes.
Ufs: Unilateral fusión de sensaciones.

Su amor no era sencillo

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse.
En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.
Mario Benedetti

Entradas populares

Tuiteame.