Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Ying Yang

EMPÁLMATE CONMIGO

Swing Swing  (Click. Fundamental para leer)


Al tiempo se preguntaba cómo sucedió. ¡¡Pizzicato en arameo!!
Conducía con el abrigo negro de lana más elegante que tenía. Debajo sólo su piel. No sabia el momento exacto en el que se había quitado el vestido, el sujetador y las bragas. Debió ser a velocidad de vértigo.
Sentirse desnuda protegida sólo por el fino forro de seda y las botas altas de tacón hacía que se sintiera, más caliente, más erecta, más puta.
Él la masturbaba de forma salvaje con una mano mientras con la otra le pellizcaba de manera alterna los pezones y estrujaba sus tetas duras, de vez en cuando sus dientes comprobaban la dureza de su deseo.
Ella no dejaba de gemir, la palabra lujuria se había tatuado en su alma, su sexo estaba empapado y sólo quería, follar, follar, follar sin parar..
Su pene erecto fuera de su pantalón era la mayor gracia divina que había visto, el adn en ese punto era de matricula de honor.
La textura era magnifica, el tamaño adecuado y su forma elegante el mejor empalme qué había visto nunca.
Intentaba mantener el control del coche con aquella pequeña fisura de cordura que le quedaba, pero no sabía cuanto iba a poder aguantar. Si no llegaban pronto a la casa se lo iba a follar allí mismo, con el público incrédulo de las doce de la mañana.
No podían parar de disfrutarse. 
Se imaginaba en la ducha con  pene con  gel a modo de lubricante, subiendo en el ascensor a horcajadas, a cuatro patas en el suelo del parking....era bestial, nadie como él había sacado de tal modo su naturaleza salvaje...
Cuando llegaron al garaje se bajaron del coche sin hablar absolutamente nada.
Él se bajo los pantalones. Ella plácida de gusto empezó a lamerle la polla mientras él le metía los dedos por aquel esplendoroso culo...
Después de follar en el ascensor, en la mesa, en el sofá y en la ducha, refollaron en la cama con la tranquilidad del ansia varada.
Ella encima de él, despacio, disfrutando el acople más perfecto de su ser. Sus manos de saxofonista sujetaban su culo, impidiendo que ella pusiera el compás, quería disfrutarla más, mucho más....mientras su garganta rota de hombre con hilo de voz pronunciaba su nombre...
la encantaba verle así, suyo, libre, incondicional...
Desde ese día cada vez que se masturbaba elegía con cautela unos de los momentos, la última vez que los recordó todos de golpe, se quedó afónica.

4 comentarios:

  1. ¡¡Vamos, no me digáis ahora que después de tanto tiempo no tenéis la suficiente confianza pa comentar!!

    ¡¡Pues vaya una panda de mataós de seguidores!!

    ;)

    ResponderEliminar
  2. My compliments for your blog and pictures included,I invite you in my photoblog "photosphera".

    CLICK PHOTOSPHERA

    Greetings from Italy

    Marlow

    ResponderEliminar
  3. Pues ya te me he actualizado, y apenas tres cosas que decir: La primera, saber que alguien como Salvajuan te lee, aunque fuera sólo él (que no es así), es motivo de sobra para seguir escribiendo. La segunda, parece que la mentira empapa tus últimas entradas; la mentira y el sexo. Espero que no hayan ido unidos, que el sexo de mentira no sabe tan bien. Y la tercera... llamar "mayor gracia divina" a una polla te va a llevar derechita al infierno, Anele ;)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Sñor consonante zaragozana...lo mejor para escribir es mezclar, mezclar y mezclar ¡¡Siempre!!
    un poco de aquí otro poco de allí con algo de imaginación...¿Contesta eso a su pregunta?
    El sexo de mentira ¿Qué es éso? yo sólo conozco el auténtico y el genuino ; )

    ¡¡El cielo!! ¡Menudo rollazo!

    Dos besos.
    ; )

    ResponderEliminar

UFS: Unión de Folladores Salvajes.
Ufs: Unilateral fusión de sensaciones.

Su amor no era sencillo

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse.
En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.
Mario Benedetti

Entradas populares

Tuiteame.