Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Ying Yang

Historias de Shu I


Shu es una chica que llegó de ninguna parte.
Después de darse algunas vueltas por allí, percibiendo dentro de su cuerpo cierta curiosidad, decidió quedarse por si sucedía algo.
Y se dio el caso inusual de que a veces sucedió.
Sucedieron historias sin importancia para ella importantes y así su curiosidad fue en aumento.
Shu vive entre su imaginación y el mundo del todo imperfecto.
Su mayor ambición es el seso sin medida y el sexo sin tradición.
Recorrió un largo psicoanálisis en busca de su... 

La primera vez que vio su sangre se asustó porque era roja, la segunda vez se extraño de que no fuera azul y la tercera suspiró porque no era verde.
Le duele el costado y algún sentido, sin sofisticación ninguna.
Escondidos detrás de una letra están los demás esperando a ser escritos, entre la oscuridad de la noche y el sonido de las teclas.
Quiere escribir su historia por puro desahogo, sin metáfora ni prostitución ninguna.
Lo único que se lo impide es la certeza de que aún no se le ha acabado, porque siempre tiene ganas, motivación y locura.

Percibe el mundo desde una sinfonía diferente, tiene apego a lo que no se ve, y cierto asco a lo evidente. 
Si no fuera por lo que es, sería una asesina en serie. Tiene codificados miles de beneficiarios y una sola posibilidad entre la tensión de sus muslos. 
No tiene delirios de grandeza y evolucionó por los misterios de la ciencia ficción, es tan humana que a veces da asco y tan sensorial que a veces transita.

La historia de Shu empezó hace tanto tiempo que el tiempo no la mide y el espacio no la ve.
La historia de Shu merece ser escrita a chorros de ser.


3 comentarios:

  1. Voy a decir algo que sonará estúpido, he venido varias veces a tu blog, aún no sé cómo llegué. Entro, leo y comento. Hoy especialmente me llamó mucho la atención tu escrito y entonces me doy cuenta que no sé qué eres, hombre o mujer, ni de dónde eres ni nada y me encuentro ante un desconocid@ que me ha llamado mucho la atención con su escrito.

    Diho lo dicho, voy a ver tu perfil.

    Chau.

    ResponderEliminar
  2. Ay pues claro, eres mujer, asht soy una tonta.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, digamos que soy un holograma. Unas veces A otras E y siempre Æ
    ;-)

    ResponderEliminar

UFS: Unión de Folladores Salvajes.
Ufs: Unilateral fusión de sensaciones.

Su amor no era sencillo

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse.
En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.
Mario Benedetti

Entradas populares

Tuiteame.