Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Ying Yang

Historia


Ella escuchó:
 - La verdad está ahí fuera. 
Total que abrió la ventana pero era de noche y no vio nada.
Por lo tanto la cerró y se fue a pasear


Él escuchó:
- Busca y encontraras. 
Y después de rebuscar en cajones, armarios, rincones y demáses,   se dio cuenta que no sabía que buscaba.
Por lo tanto dejó de buscar y se fue a trabajar.

- ¡Qué la música truene en mis oídos para que los pensamientos muertos se los lleven las notas! 
Chilló él en lo alto de una caja de una calle.
- ¡Hale, qué rebonito! 
Chilló ella.
Y así se conocieron.
Y ya no se separan. 

La gente los mira y se ríen de sus pintas. 
- ¿Por qué me miran? 
- Eres preciosa. Le dice él.
Ella sonríe.
Van de la mano. 





¡Son la pareja ideal! Dice una estatua a su paloma. 
La paloma contesta: 
- Él apestaba a sangre, sudor y lágrimas, ella a gel de baño del barato, a champú de hotel y a pinta-uñas de los de un euro.
- ¡Y qué¡, ¡Se reaman todos los días! Dice la estatua. 
Y la paloma se  va andando sin ganas de volar a por su miga.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario

UFS: Unión de Folladores Salvajes.
Ufs: Unilateral fusión de sensaciones.

Su amor no era sencillo

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse.
En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.
Mario Benedetti

Entradas populares

Tuiteame.