Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Ying Yang

ENTRE Y CON


Al despertar esta mañana no estaban tus ojos y tampoco el calor de tu garganta que me da los buenos días.
En este instante, en este momento, en este segundo que pasa al siguiente. Te estoy echando tanto de menos,
que me va a dar locura y creo que nunca me voy a recuperar.
Y no es cuestión de la piel, ni de la humedad de mi lengua que quiere retozar por el aire de tu poros y tus venas escondidas.
Es algo más que eso, que no tiene que ver ni con la cualidad, ni con la calidad del verbo, es el espacio que me ocupas, relleno de tantas cosas, de tantas simples y sencillas cosas...
el color de la mirada, el movimiento de las manos, el olor de la piel, el roce de tu presencia...
Sí,  el roce de tu presencia que magnetiza mis fuerzas ocultas y te otorga poderes especiales con efectos inmediatos.
Al despertar esta mañana era la mitad, porque contigo soy un todo. Y no quiero utilizar grandes palabras ni la elocuencia de mi locura para ejercitar el hecho simple de que te echo de menos.
Las babas de tu boca son en mi, el fluido de mis neuronas que se pierden en campos estelares en busca del placer inmediato que me supones, pierdo el sentido de estar y me encuentro en el de ser.
Ser parte de un mundo peculiar y diferente dónde no existe nada más que el paisaje grandioso de tus retinas, con grandes vientos que acarician  mi existencia mientras penetras mi cuerpo para concretar la química en la física y resolver la fórmula de nuestra incógnita.
Y así paso los ratos, entre la realidad soporífera de lo que me rodea, y la imaginación de mis cosas. 
Respirando la terrible incongruencia de un mundo donde existes pero no estás, en la lejana cercanía del roce de tu boca que se encuentra con mi suspiro.


Porque entre todas las personas muertas que respiran la resignación de su existencia, y el grito de mi garganta que muere de indignación por la circunstancia letal que me rodea. Estamos tu y yo.
Estamos tu y yo sin peligro a caer en el pozo aburrido y mediocre de los sensatos.
eSTAMOS TU Y YO  
comiendo lentejas con chorizo en cazuela de barro y cuchara de madera, sabiendo que no hay postre más delicioso que.
El conjunto de tus/mis/nuestras moléculas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

UFS: Unión de Folladores Salvajes.
Ufs: Unilateral fusión de sensaciones.

Su amor no era sencillo

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse.
En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.
Mario Benedetti

Entradas populares

Tuiteame.