Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Ying Yang

Qué le jodan al título

Si algo me jode de ciertas filosofías es aquello de no poderse cargar hijos de puta. Qué haberlos haylos/las.
Se supone que después se joden ellos. 
Tienes que tener el conocimiento suficiente para dejar tu humanidad al margen. Esa que te dice: ¡Cabrones/as os voy a despedazar a bocados!
Y entonces me viene a la cabeza algo así...como que el daño ya está hecho y no tiene remedio y después algo así como pero no lo volverían hacer...
Y es que eso de que te crean y no te creas, ni seas una semidiosa es una putada. Se te presupone al margen de ciertas cosas. Como si la puta realidad de que somos unos jodidos y asquerosos bichos de dos pata, no fuera contigo. Y a lo mejor es que no va conmigo porque no lo soy.
Ni bicho, ni bicha.
Así pues lo tengo jodido...porque algo me dice dentro de mí que si lo fuera todo sería mucho más fácil.
Mi entendimiento, a veces. Es tan largo y extenso que se me queda corto.
Es...no sé, esa terrible sensación de que tú ves lo que hay dentro de las personas y ellos sólo la parte que les interesa.

Me pregunto si fuera sordo-muda como expresaría el amor que proceso a una persona. 
Amor no es sexo. Sólo una mínima parte. Claro que algún imbécil dirá que los viejos no se quieren, sólo se soportan.
Y vuelvo al rollo...si fuera sordo-muda y ahora manca..¿Cómo expresaría el amor que siento a una persona? 
Y ya no pongo ciega porque se me crujen las neuronas.
¿Es el amor el æfecto de los sentidos? o hay algo más allá de todo entendimiento humano...
A veces una reflexión se vuelve un pensamiento circular, no hay nada más estúpido. Bueno, sí...yo pretendiendo que alguien me entienda sin abrir la puta boca.


2 comentarios:

UFS: Unión de Folladores Salvajes.
Ufs: Unilateral fusión de sensaciones.

Su amor no era sencillo

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse.
En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.
Mario Benedetti

Entradas populares

Tuiteame.