Creative Commons License Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Ying Yang

Mi querida comandante

Soy una marioneta de mis sentidos. 
Me creo a salvo en este mundo lleno de mutantes, que rezuman inexistencia.

Conozco personas fuera de lo común esperando que se comporten de forma normal, cuando realmente  eso es lo más aburrido que puedo tolerar.
El caos se pierde en el madrugón de una mañana carente de sentido como tantas otras y espero que la lectura de algo genial y sin precedentes me dé algo bueno sobre lo que pensar sin  ninguna emoción en el ánimo y así poder discernir de manera, clara, concisa, transparente.

Agoto el tiempo para tener que salir corriendo y escucho la banda sonora del fantasma. Error. No sé que hace esa música con mis ondas cerebrales pero me transforma en una máquina de pensar sin poder sentir algo realmente que merezca la pena.

Algo que merezca la pena. 

El sabor del chocolate, la contracción de mis músculos, el color de mi sonrisa en mis ojos y  la certeza de que hay alguien que me va dar la energía suficiente.

La energía suficiente para levantarme por las mañanas, luchar contra la corriente que me arrastra al abismo de la desgana, rellenarme los huecos de los vacíos de los espacios que me robaron.
Alguien que me ayude a retacar los cimentos de mi existencia porque yo soy fuerte pero no invencible.

Si yo existo, alguien existe. Alguien existe que no tenga miedo a dar por temor de no recibir.

Se agota el tiempo. A lo mejor los pensamientos buenos nacen en sólo cuando llegas a los extremos y lo siguiente es la nada.
Es una putada que se me agote el tiempo, porque esto se me queda corto. Sin expresión suficiente.

Muchas veces pienso porque tengo unos valores y no otros, porque los míos me parecen los justos y los necesarios.
Se me ha agotado el tiempo y ¿A ti?
Es imposible renunciar a parte de nuestra esencia, engañarse siempre pasa factura pero jamás volveré al lado oscuro.


Esto es de lo mejor que he escuchado en mi jodida vida.

2 comentarios:

  1. Hermosa entrada bien acompañada de un hermoso vídeo.
    Salu2

    ResponderEliminar
  2. Pues ahora al relear creo que tiene su punto de hermosura.
    Voy y vengo de pasada. Peazo foto los molinos y de política evito hablar.
    ;)
    Gracias Juancar por comentar
    (Me gusta cambiar los nombres a las personas es una debilidad).

    ResponderEliminar

UFS: Unión de Folladores Salvajes.
Ufs: Unilateral fusión de sensaciones.

Su amor no era sencillo

Los detuvieron por atentado al pudor. Y nadie les creyó cuando el hombre y la mujer trataron de explicarse.
En realidad, su amor no era sencillo. Él padecía claustrofobia, y ella, agorafobia. Era sólo por eso que fornicaban en los umbrales.
Mario Benedetti

Entradas populares

Tuiteame.